10 ideas para parar la ola de negatividad

Esta mañana, nos hemos despertado con una Nevada en Madrid! Durante la noche, la ciudad se vistió de un maravilloso abrigo blanco. Mis hijos estaban tan entusiasmados, saltando por todas partes de alegría y me lo contagiaron. Pero, cuando empezó a hablar con personas a lo largo de la mañana, varios empezaron a decirme que “vaya historia con el coche” y todos los aspectos negativos de la nieve. Y pensé: la verdad es que ni lo había pensado. Y me sentí triste por ellos.

 ¿No os parece que a veces, hay personas que literalmente “vomitan sus emociones negativas? Esta en el aire, es como la polución, da vueltas y quita la vida a su alrededor. Tiene lugar en el coche, en los emails, en el supermercado. Se puede encontrar en todas partes!

Me encuentro con muchas personas quemadas, centradas en ellas mismas o simplemente deprimidas y a fortiori, agresivas. Y es, que estoy tan convencida que esto no es la manera, que he decidido gritarlo: Parad ya!

Aquí os dejo 10 ideas para darle la vuelta a la tendencia al negativismo:

 1.     ¡Muestra tus emociones!– canta y baila tus emociones positivas! Compártelas! Felicita a los demás! Explota con felicidad como los niños pequeños, comparte tu entusiasmo! Y, si tus emociones son negativas, no te las guardes para ti o si lo haces, vomítalas de una vez pero asegúrate que es dentro de una bolsa, o en un entorno seguro rodead@ de personas que pueden aguantarlo. Si no las expresas, puede ir a peor. Desahógate de tu negatividad en un sitio y no sobre otras personas!

2.     ¡Pregunta y escucha a los demás! – He llegado a un punto en lo cual me he dado cuenta que muy pocas personas me preguntan qué tal estoy. Es verdad que en mi trabajo, suelo preguntar mucho yo y me encanta. Pero como ser humano que soy, yo también necesito que los demás se interesen por mí. Que una persona se interese de verdad por ti hace la vida tan bonita! Preguntar y escuchar son dos actitudes básicas a la hora de desarrollar relaciones de confianza.

3.     ¡Sonríe! – Siempre tengo en la mente esta frase “Una sonrisa no cuesta nada pero produce mucho efecto”. Pruébalo: lo más seguro es que si sonríes a alguien, te la devuelva! Es un sentimiento maravilloso! Ayudar a los demás da mucha energía.

4.     ¡Toma distancia! – la comunicación no es tener la razón. Se trata de entenderse. No te pierdas en un tono agresivo! Toma distancia sobre los comentarios que recibes. No caigas en las espirales negativas. Páralo, toma distancia y tranquilízate! Respira antes de decir algo!

5.     ¡Se tu mism@! – jugar un papel puede contribuir una comunicación falsa y acabar en gran frustración. Hoy en día, no es fácil ser un@ mism@. Ser authentic@ para mi significa decir lo que realmente piensas respetando tus valores. En un mundo cada vez más superficial y orientado hacia un ultra positivismo en algunos casos, tampoco se trata de decir que todo es perfecto a los demás para evitar enfrentarse a situaciones más complicadas. Encuentra tu equilibrio!

6.     ¡Mira el lado positivo de la moneda! – si se trata de una situación o una persona difícil con la que tienes que tratar, acuérdate que el/ella siempre tiene algo Bueno también (aunque te cueste verlo en este momento). La mayoría del tiempo, esta persona no actúa contra ti sino por el/ella (su interés). Cuando nos damos cuenta de esto, podemos cambiar de forma drástica la forma de gestionar estos momentos de tensión.

7.     ¡Haz una lista de todas las cosas positivas! Que te han pasado a lo largo del día, de la tarde, de la semana. Llena tu mente de cosas positivas!¡Se agradecido! Algunos estudios han demostrado que escribir cartas de agradecimiento una vez a la semana durante 6 semanas permitían obtener más satisfacción que simplemente escribir momentos ordinarios de la vida.

8. ¡Pide perdón! –  Reconoce tus errores y diles que lo sientes! Otra vez, no se trata de tener la razón, se trata de entender lo que siente la otra persona. Volveremos a hablar de este tema en otro post.

9.     ¡Sigue aprendiendo! –  Es la única forma de seguir creciendo. Acepta el feedback, búscalo incluso. Haz por lo menos algo nuevo a la semana! Sorpréndete a ti mism@! Sal de tu zona de confort!

10.¡Para de juzgar a los demás! Vete un paso más allá: si el otro opina de otra forma, que puedes aprender de el?

Tú decides si quieres luchar contra el negativismo. Depende de ti. Yo he decidido liberarme del negativismo. Y tú?

Me complace compartir este maravilloso video que muestra la cadena del positivismo. ¡A disfrutar!

http://www.youtube.com/watch?v=nwAYpLVyeFU

Free yourself

  1. Katia

    Genial. Es algo tan sencillo pero que nos cuesta…yo la primera. Deberiamos tenerlo como un mantra…

    Responder