10 reflexiones sobre Conciliación

A mí, de entrada no me gusta la palabra conciliar. ¿Qué hay que conciliar? Sí, tenemos solo una vida. ¿Cómo vamos a conciliar una sola vida? Pero bueno, los tiempos hacen que está sola vida este tan llena de cosas que no sabemos dónde ponerlas y hay que ordenarlas…por esto lo de conciliar.

En fin, yo concilio, tu concilias?, conciliamos, a ver como lo hacemos.

Aquí van 10 reflexiones sobre conciliación

 1. La conciliación no es solo un tema de mujeres.  Cualquier persona que quiera tener una vida plena (sin o con hijos), quera conciliar, digo yo. Es una corresponsabilidad en la pareja (¿Cómo negocias con la tuya?) y es algo que nos toca a todos ya que los valores de las nuevas generaciones les hacen tener un vínculo muy distinto al trabajo.

2. Conciliar no es solo respetar su horario, ni tampoco debería de rimar con la expresión “se me cae el boli”. Conciliar debe de acompañarse de trabajo por objetivos, productividad y actitud resolutiva y proactiva. Si, una clave para estar feliz es limitar las horas de trabajo. Y ahora, no nos engañemos. A esto, hay que añadir hacer su trabajo demostrando resultados y sobre todo, actitud proactive. Conozco varias mujeres que tienen jornada reducida y su vida es un infierno porque no tienen ni un minuto para ellas. Las nuevas tecnologías permiten que nos conectemos. Entonces si salgo pronto para hacer lo que quiera, que sea estar con mis hij@s o otra cosa, es bastante probable que tenga que conectarme de vez en cuando “fuera” de mi horario formal.

3. Las leyes ayudan pero no bastan: hace falta ante todo, coraje personal para negociar tu conciliación y desarrollar la confianza en general. Podemos quedarnos escuchando todas las historias negativas de conciliación a nuestro alrededor. Y seamos también abiertos a que hay cada vez más casos exitosos de flexibilidad. ¿Qué han hecho aquellas personas para que se les concedan estos “derechos extras” guardando su imagen de profesional en sus empresas? ¿Qué haces tú para negociar con tu manager/empresa una forma de trabajar que te encaje?¿Te arriesgas a cambiar las cosas? Porque si esperamos que lo hagan por nosotr@s todo, vamos mal.

 4. Conciliar es también cambiar el sistema educativo, los horarios, las vacaciones y nuestra forma de vivir en general. Es un cambio de mentalidad, de cultura. Trabajar en la coeducación, adaptar los horarios de los colegios y sobre todo las vacaciones a la vida real para que todo fluya. ¿Qué hacer con niños que tienen 2 meses de vacaciones en verano?

 5. Ser emprendedor, autónomo o trabajar desde casa no significa necesariamente conciliar. No te engañes. Si dejas tu trabajo para montar tu negocio, poco conciliaras porque tu casa será tu trabajo, tú trabajo tu casa y a no ser que tengas las actitudes básicas para hacerlo, no todos valemos para hacerlo bien. Lo mismo aplica por el teletrabajo.

6. Por mucho que lo regulemos, conciliar es un tema muy personal. Cada un@ tiene su visión de lo que quiere conciliar. Hay que saber lo que un@ quiere y luchar a por ello. Esta va ligada a la n 3.

7. No llega a todo, ni tiene supe poderes, la persona que concilia. Es complicado conciliar, es gestionar muchos temas a la vez y no sé hasta qué punto, es otra vez añadirnos presión y culpabilidad. Es decir, si no concilio (es decir: llego a todo), lo estoy haciendo tan mal?

 8. Estar embarazada no significa estar enferma. Nuestra responsabilidad como mujeres es demostrarlo (siempre cuando no tenemos problemas graves de salud por supuesto).

9. Es más fácil conciliar cuando ya has demostrado lo que vales dentro de tu empresa .

10. Al fin y al cabo, conciliar es gestionar tu tiempo en función de tus prioridades y respetar ante todo las singularidades de cada un@. Si quieres conciliar, es más fácil hacer un trabajo que realmente te corresponde y por supuesto, prepárate a entrenar tu disciplina personal, tus capacidades de influencia y negociación, decir No y sobre todo, aceptar que a todo se llega pero no a la vez.

Free yourself

  1. Sarita

    Ufffff tema complicado y en España lo tenemos crudo con los horarios, tanto si uno trabaja por cuenta propia como por cuenta ajena, pero es un tema muy muy importante, gracias por las reflexiones. muakssss

    Responder
    • Isabelle Auroux

      Desde luego si que lo es! Y como bien dices es super importante. Un placer haber podido contribuir a algunas reflexiones! Un beso para ti

      Responder