¡Adios a las Revistas de chicas!

Revistas16FebreroElenaAnaya
Hace 2 años más o menos, decidí parar de comprar revistas de moda. ¿Por qué?
Cada vez esta experiencia iniciada como “Momento Yo” (tomar un tiempo para mí misma) se transformaba en suplicio.

Algun@s debéis de pensar que exagero y realmente así es como me sentía y me siento (porque confieso que suelo “caer en la tentación de estar “al tanto” cuando voy a la peluquería)…

Por supuesto, entiendo y respecto todas las personas que compran y leen estas revistas, simplemente quiero Yo tomar distancia.

Mi decisión se tomó contestando a las siguientes preguntas:

¿Qué me aportan realmente?
¿Cómo me siento después de comprarlas y leerlas?
¿Qué imagen tengo de mí después de hojearlas?
¿Qué acciones me empujan a poner en marcha?

Yo me volvía histérica queriendo buscar un producto en particular –que, por supuesto, no necesitaba-, queriendo adelgazar constantemente (o porque es verano y no te cabe el bañador, o porque tienes que deslumbrar en las fiestas, o adelgazar otra vez después de haber comido demasiado el fin de año)…en fin…un sin vivir para mí!
Estos pensamientos contribuían a dañar mi libertad porque no era capaz de tomar suficiente distancia para no querer tenerlo todo o dejarme no influir por los contenidos de estas revistas.

Sin mencionar por supuesto la imagen que vehiculan de mujer objeto. Tantas fotos retocadas que nos venden una belleza que no existe, y unas actitudes lascivas que juegan en contra del cambio de mentalidad que tanto deseo sobre la aportación de las mujeres a nuestro mundo!

Entonces, dijé “¡Adiós revistas, a la papelera!”…Soy libre de vosotras y de como me coméis la cabeza y mi imagen de mi mism@.
Ya tengo bastante presión por otros medios de comunicación para no encima compraros y añadirme más!.

Free yourself