Arroparlos por las noches…la excepcion a mi libertad

Arroparles

Cada noche, y no puedo controlarlo, lo confieso hasta metida en la cama, me tengo que levantar….a arroparlos…a verificar que están bien…

Entrar en sus habitaciones me transporta a un mundo de olores y de amor. No puedo resistirlo, es más fuerte que yo y es cuando me siento tan débil pero de estas debilidades que me gustan.

He decidido asumir que hay algunas cosas por las cuales decido libremente no ser libre….y lo de arropar a mis hijos cada noche que paso en casa, es una de ellas.

Me encanta su olor, sus poses mientras duermen…lo que dicen cuando se mueven, observar la habitación en la noche y darles un último beso.

Dicen que cuando dormimos es cuando más auténticos nos encontramos y creo firmemente en ello.

La noche siempre ha sido un momento extraño para mi, nunca me ha gustado mucho y de pequeña, solía alargar bastante la hora de dejar a mis padres para encontrarme a solas en mi cama. Quizás por ello aprecio tanto este momento viéndoles, quizás porque no me ven, quizás porque hay este silencio tan especial. El caso es que estoy enganchada y creo que, a veces, podemos libremente elegir ser esclavos de algo (todo depende de que por supuesto).

 

 

Free yourself

  1. yoly

    Totalmente de acuerdo. Me encanta verles dormidos. Es de los mejores momentos del día y el que más disfruto.

    Responder
  2. Katia

    Uno de los momentos más tiernos. Ver su carita y te arranca una sonrisa por como está dormido o pensar. ..serás jodida no querías dormir y ahora pareces un angelito…
    Le estrujaria a besos mimos…

    Responder
    • Isabelle Auroux

      Hola Katia, pues si, acabas de describir muy bien estos sentimientos contradictorios que nos inspiran los niños! Hasta pronto!

      Responder