Sé la primera en coger la silla: 5 trucos para aumentar tu visibilidad en el trabajo

Take the chair¿Te sientes invisible en el trabajo?

¿Estas harta de que la gente hagan suyas tus ideas?

¿Sientes que no se te toma en serio? Sientes frustración sobre esto?

Aqui tienes 5 trucos que puedes usar para tener más impacto y hacerte el sitio que te mereces en el trabajo.

  • Coge la silla la primera – Cuando empecé a trabajar, me recuerdo tímida, dejando a los otros elegir donde se iban a sentar, para saber donde yo me podia sentar. No quería molestar, hacia todo para ser “Buena persona” y eso me hacia a menudo llegar la ultima. Por supuesto hay que respetar a los demás pero siendo mujer, no te cortes en coger la silla o el sitio en el que te apetezca sentarte y por supuesto ¡ponte recta! No empieces a ofrecer agua a todo el mundo, a limpiar la sala de reunión detrás de los demás. Es bonito y te puede posicionar en el sitio erróneo.
  • Dar reconocimiento a los démas pero dentro de unos límites – Ten cuidado si sueles hablar de forma directa, asegurate de que valoras a los démas antes de expresar tus ideas sobre todo si van en contra de las de los demás pero solo lo  suficiente para que se sientan valorados, sin quitarte fuerza. Asegúrate de que transmites tus ideas de forma fuerte y empática a la vez.
  • En cada reunión, esfuerzate por hacer por lo menos una pregunta  – Nos enseñan a ser discretas y, en realidad, esto no solo aplica a las mujeres ya que se enraiza en el sistema educativo general. Todavía recuerdo mi primera clase magistral en un anfiteatro en Alemania. Me impresionó tanto la capacidad de los estudiantes alemanes a la hora de preguntar algo delante de 200 personas. Nunca había visto esto antes en Francia. Preguntando, acabamos enseñando a los demás nuestro interes, obtenemos información y causamos impacto en términos de marca personal.
  • Véndete:  No es porque haces bien tu trabajo que esto te va a garantizar el éxito. Sigo escuchando demasiadas veces en boca de las mujeres que su trabajo pagará por sí solo. Algunas mujeres piensan todavía que venderse es una palabrota. El minute en el que nos demos cuenta de que nadie nunca jamas nos comprará algo si no saben qué les podemos aportar, nuestra vida puede cambiar.
  • Crea tu red de aliados – No dependas solo de tu jefe, jamás. Habla con otras personas tambien con puestos de influencia para hacerles ver la calidad de tu trabajo. Hazte visible dentro de la empresa y fuera también, por supuesto. No te cortes en decirle a la gente en qué aportas valor, y sobre qué estás trabajando. Pregúntale sobre sus retos para saber si podrías encajar.

En fin, ábre tu misma las puertas de tu exito!

Free yourself