Dos ingredientes para una familia feliz

Happy families¿Quieres una familia feliz? ¿Cuáles son los ingredientes mágicos que hacen que algunas familias sean eficaces, tengan resiliencia, funcionen y al final sean felices?

Con la llegada de Navidad, el foco esta puesto en las familias. Personalmente, tengo mucho interés en crear las bases de una familia feliz y es por esto que me leí este libro que os recomiendo: The Secrets of Happy Families de Bruce Feiler. Con este artículo, comparto con vosotr@s dos de los ingredientes que me parecen fundamentales:

1. Reduce tu nivel de estrés, tanto tu hij@s como tu, estareis más felices.

Me encanto la publicidad de Ikea sobre lo que realmente quieren los niños para Navidad. Mirala si no la has visto todavía.

Estoy convencida que tu familia es clave en tu vida. De hecho, un estudio del 2010 dice que ¾ de los adultos reconoce que la familia es el elemento el mas importante de sus vidas. Más o menos el mismo numero de personas se consideran “muy satisfech@s” con su vida familiar y 8 de 10 consideran que su familia actual es más cerca a la en la cuál han crecido. Esto son las buenas noticias. Ahora vienen las malas: Casi todo el mundo se siente totalmente sobrepasado por el ritmo y las presiones de la vida cotidiana y este agotamiento general tiene consecuencias directas sobre el bienestar de las familias. Todos los estudios apuntan al estrés como la preocupacion principal de los padres y de los niños. Y se trate del estrés dentro como fuera de casa. Y esta claro que si los padres, nos sentimos estresados, el efecto es directo sobre los niños. No hace falta mencionar los efectos negativos del estrés de los padres sobre varios aspectos de los niños desde obesidad hasta problemas de dientes. Pero, en un estudio entre 1000 familias, Ellen Galinksy, pregunto a niños lo siguiente: “Si pudieras hacer realidad un deseo sobre tus padres, que sería? La mayoría de los padres pensaron que sus hijos iban a contestar: pasar más tiempo con ellos. Pero estaban equivocados. Lo que más deseaban los niños era tener a sus padres menos cansados y menos estresados.

Entrena tu flexibilidad y capacidad a adaptarte al cambio co-creando la familia que quieres.¿Qué puede aportar co-crear una misión de familia? ¿Cuáles son los beneficios de involucrar a los hij@s en lo que les gusta de su familia? ¿Qué valores son los con los cuáles se identifican más? Y qué mejor que la cena familiar para servir de referencia para estos intercambios? La naturaleza de la familia es evolucionar. El autor del libro muestra que una familia necesita trabajar para mejorar y que requiere el mismo esfuerzo o más que cuidar de un jardín, de nuestras aficiones o de nuestro trabajo. Para tener una familia feliz, hay que pensar y trabajar para mejorarla y en este punto, los padres tenemos que tomar la iniciativa pero es fundamental involucrar a los niños.

La Buena noticia es que somos libres de crear la familia que queremos pero la pregunta es la siguiente: ¿Cuanto tiempo dedicamos a pensar como hacerlo de forma eficaz?

Aquí viene mi propuesta para este fin de año. ¿Por qué no invertir tiempo en bajar nuestros niveles de estrés y co-crear la familia que queremos ser en el 2015? Os deseo unas felices fiestas.

 

Free yourself