¡Eres una niña pequeña!

Girl  Hasta hace unas semanas, a mi hija le encantaba jugar con coches y montar a caballo.    ¿Porque? Porque hasta entonces no había tenido contacto con películas “típicamente” de niñas. Pero desde aquella estancia en una guardería mientras esquiábamos, donde descubrió Frozen, ha cambiado. Está obsesionada con Elsa y quiere pintarse los labios todo el tiempo. De acuerdo, Frozen no es la peor película pero incluso así estoy preocupada por la influencia que ha tenido en ella. Todavía lo puedo controlar pero tengo claro que voy a seguir limitando el acceso al color rosa, promover la mezcla con chicos y no hablar ni de peso o no pintar mucho delante de ella.

Sé que algunas me tachan de extrema y honestamente me da igual y doblemente después de leer varios artículos sobre las tendencias actuales. Aquí tenéis dos ejemplos de cómo están manipulando a nuestras hijas para convertirlas en niñas objeto.

 

  • Vigilemos internet para evitar promover actitudes nefastas en nuestras niñas

¿Conoces a Danna? Hace tutoriales en youtube. Aquí te dejo uno.

Sabe perfectamente como maquillarse y me enfada mucho esto. ¿Por qué? Se supone que como todas las niñas de su edad, ella quiere ser Elsa de Frozen y por esto, se maquilla como ella. Pero realmente se está maquillando como una adulta cuando solo tiene 5 años y el video esta publicado por sus padres. ¿Qué está pasando? ¿Cómo de consciente esta ella de lo que está haciendo? ¿Saben sus padres que influencia puede tener esto sobre el tipo de mujer adulta que será?¿Es esto entonces lo que queremos promover en nuestras hijas? A mí me encanta pintarme y las demás y creo que si controlado, es un juego apto para niñas pero aquí me parece demasiado pronto y sin límites.

  • Chequeemos siempre que hay detrás del concepto “Princesa”: no vaya a ser que manipule a nuestras hijas

Si no te has leído este artículo, deberías de hacerlo! Niñas objeto A mí, personalmente, me ha horrorizado. ¿Sabías que las niñas pueden ahora comprar rellenos para sus primeros sujetadores? Sabías que en España, la cadena Princelandia ha abierto 20 locales? Si miras su video de promoción, veras como venden a las niñas que “Harás realidad tu sueño pintándote”

 

No hace falta hablar de la obsesión por la delgadez o la depilación y manicura para tu primera communion y tampoco de la cirurgia estetica…no, no hace falta.

Hay una tendencia en adelantar las cosas, que contribuye a matar la infancia y hacer caer a nuestras hijas muy pronto en los estereotipos. Vamos demasiado rápido y encima en la mala dirección! Hay que estar al tanto! Lo podemos parar. Podemos evitarlo y enseñarles otra vía. Podemos demostrarles que ser Mujer es otra cosa.

 

Free yourself

  1. Alicia Mis Retaled

    Acabas de dejarme alucinada, mi peque aun no esta en esa época, pero más vale prevenir. Un post muy interesante
    Un abrazo
    Allí
    Y el vídeo de la niña de 5 años ufff, que pena

    Responder
    • Isabelle Auroux

      Asi es…este es mi objetivo…prevenir…
      Un beso y un placer tenerte por aqui!
      Isabelle

      Responder
  2. Cristina

    Creo que hasta cierto punto es normal que una niña quiera pintarse las uñas o los labios por imitación, siempre dentro de un orden. Cada vez hay más celebraciones de cumpleaños para niñas que las enseñan a maquillarse, vestirse,…y acaba el cumple desfilando para los padres, no sólo en Princelandia. Esto me recuerda a las niñas misses americanas y lo que me impactó hace años ver a niñas de 4-6 años con bikini,tacones,maquilladas,… Enseñandolas a ser objetos decorativos y con connotaciones sexuales desde pequeñas, lo que visto por alguien con la mente trastornada nos llevaría a situaciones tremendas que lamentablemente ocurren. Creo que debemos poner límites a esta moda y regalar a nuestras hijas el disfrute de la infancia durante el mayor tiempo posible

    Responder
    • Isabelle Auroux

      Asi es Cristina. Ayudarlas a tomar distancia,a saber que hay otras cosas y sobre todo que esto no resume ser mujer…Que tengas un buen viernes!
      un abrazo

      Responder