Un ejecutivo en patinete o ¿Cómo reconciliar el adulto con el niñ@ que llevamos dentro en el seno del trabajo?

 

PatineteNo os he comentado que comparto la vida de un ser único, un “niño-atrapado-en-un-hombre”…es la persona la más auténtica que conozco, con una mirada diferente y honesta sobre el mundo y que a veces, molesta a los demás por su sinceridad sin límite.

Pues, hoy mi marido se ha comprado un patinete…hasta aquí, todo más o menos normal…lo mejor es que lo va a usar para ir al trabajo…y con el “disfraz” de ejecutivo como lo llama el.

La imagen me encanta: me lo imagino llegando a toda velocidad con su corbata al aire para luego trabajar sobre la estrategia de su cliente. Se lo ha comprado oficialmente porque necesita andar mucho desde donde deja su coche para llegar a su nueva oficina y este artificio le va a permitir ganar mucho tiempo. Pero yo, creo que inconscientemente está buscando un momento de libertad.
Lleva dos semanas y me dice ¿Qué van a pensar de mí?
Claro, aquí empieza nuestra vocecita interna cuando decidimos ser diferentes…pues van a flipar y qué? A lo mejor, algún@s se van a animar a hacer lo mismo? otr@s levantaran los ojos al cielo…y realmente, ¿Qué más da? Lo importante, ¿no creéis?, es que lo disfrute, gane sus minutos para llegar tranquilo a su trabajo y tenga esta sensación tan bonita de velocidad y libertad!
Volver a ser un niño un rato cada mañana y cada tarde como ritual…Enhorabuena por romper los estándares y ser fiel a ti mismo!

¿Qué significa ser libre? ¿Cómo reconciliar los estereotipos de la sociedad?¿Que haceis ya o podeis hacer para reconciliar el adulto con el niño/la niña que llevais dentro?

Free yourself