Soy madre y no me siento culpable…¿deberia?

guilt615x340

Si, lo confieso. Casi nunca, me siento culpable hacia mis hijos. Pero fijados que fuerte.. que esto mismo me ha llevado a sentirme culpable pensando lo siguiente: ¿Soy mala madre entonces, porque no les quiero dedicar la totalidad de mí tiempo?

Creo que estos pensamientos definen bien lo que nos puede pasar a las madres en general.

En mi caso, sé que no me suelo sentir culpable porque tengo todo planificado para dedicar un tiempo de calidad a mis hij@s a la vez de dejarles siempre entre buenas manos, que sean las de su padre o las de mi “Mary Poppins” personal y segundo, porque sé, que no podría solo dedicarme a ell@s ya que necesito tener mi parcela secreta ante todo para ser feliz.
Pero este sentimiento de culpabilidad existe y desde que tengo dos niños, lo he experimentado
.. y, quizás, porque ahora el tiempo se hace más escaso.

Pero ¿quién es la culpable de la culpabilidad?

La dichosa imagen de la Madre Perfecta, que nos tiene engañadas a todas en mayor o menor medida
Aunque lo sepamos, aquí nos tiene: frágiles víctimas de un modelo que no existe pero que nosotras mismas o la sociedad intenta vendernos constantemente.

Todas aspiramos a eso y como es imposible, pues llegan sentimientos de frustración y culpa.

El rol de la mujer ha ido cambiando pero parece que nos exigen o nos exigimos de todo y que encima todo en nuestra vida este impecable: desde nosotras mismas hasta nuestras casas, las parejas felices y nosotras impecables y con una sonrisa constante.

Y para colmo, un Movimiento Naturalista nos vende unos modos de hacer que nos transportan atrás en el tiempo y nos hacen sentir culpables de no seguir sus preceptos con mensajes de este estilo:

“Para ser buena madre, tienes que dar el pecho y a demanda”…es decir, yendo al extremo “si no das tu leche materna, no estás haciendo todo lo que deberías para tu bebe”. Es cierto, la lecha materna es buena para los bebes pero tampoco tiene que volverse una obsesión como muestra la reciente moda del Cross Nursing: alquilar mujeres en Gran Bretaña para dar el pecho a tu hijo. Lo que más cuenta es que la madre este bien y que el vínculo se desarrolle sin problemas.
Sin hablar de la nueva figura de “madre guerrera” fruto de la obsesión por dar a luz sin apoyo médico, que puede llevar algunas mujeres a tener serios problemas en el parto.

¡Paremos aquí todo!

Aunque el dicho dice que “madre no hay más que una”, aceptemos que hay tantas madres como mujeres, y ni una es la buena o la mala. Hay millones de manera de ser madre y lo que más importa es estar bien y en coherencia consigo misma.
¿Qué podemos hacer para sentirnos menos culpables?

Para mí, lo esencial es trabajar nuestras creencias. Es una constante lucha interna e externa, que puede pasar por los siguientes 5 pasos.

Paso 1 – Matar a la madre perfecta que sigue aflojando dentro de mi
Entonces, que tipo de madre quiero ser? Y, porque? ¿Qué parte me viene impuesta por mi educación o la sociedad? Y que parte es lo que realmente deseo ser?

Paso 2 – Quitarse de la cabeza que “Tener tiempo para mi es ser egoísta”
Si tenemos un trabajo fuera de casa, cargamos con la mayoridad de las gestiones de la misma, y de vez en cuando disfrutamos de momentos Yo, parece ser que estamos robándoles tiempo a nuestros hijos o de ser una egoísta. Ojo, escucharse y tener un momento para si no es ser egoísta es pensar en si…
Si empezamos por trabajar esta creencia, cambiaremos mucho nuestra carga de culpabilidad.

Uno de mis principios es que no puedo cuidar de los míos, sino estoy bien conmigo misma.

Paso 3 – Priorizar mi tiempo
Lo principal es delegar tareas para librar un tiempo de calidad con los niños.
Decir No de forma consciente escuchando lo que realmente quiero hacer.
Estar al 100% en los momentos que estoy con ellos.

Y, por cierto, los niños duermen, no? y temprano en mi caso… así que para tener un tiempo para mí misma, solo me falta organízame… Por esto, os invito a leer mi antiguo post “Plan to be free”.

– Paso 4 – Sentirme segura a la hora de delegar el cuidado de mis hij@s
Aquí hay dos temas. Por un lado, aceptar que podamos tener miedo a estar destronada si dejamos nuestros hijos al cuidado de otra persona. Y aquí tenemos que acordarnos que nadie, nadie puede coger este sitio…y esto también es importante para aceptar que los que se quedan con ellos, no tendrán que hacer lo mismo que nosotras..
El otro punto fundamental es la confianza en las personas que se quedan con los niños: desde la pareja hasta el lugar o la persona que les cuida. Vale la pena invertir tiempo y preparación en las entrevistas a las niñeras.

– Paso 5 – Decir adiós a los de mi entorno que me hacen sentir culpable
Una compañera holandesa me comento lo mal que lo pasaba cuando iba de repente a buscar a su hija al parque. No se enteraba de cada evento escolar de la vida de su hija y se sentía rechazada por la “mafia del área infantil” cada vez que aparecía con sus tacones y traje.
Aunque seguramente ella tenía parte de responsabilidad, puede ser interesante apoyarse en personas que entienden y apoyan nuestra forma de vivir nuestra maternidad.

No nos olvidemos que nuestros hijos necesitan una madre pero no en cualquier estado emocional! Las consecuencias del sentimiento de culpabilidad pueden ser de alto riesgo: para una misma primero y hablaremos más delante de la depresión post-partum como uno de los riesgos poco conocidos. Pero también con nuestros hijos ya que nos puede llevar a no ser consecuentes y no lograr ponerles límites.

Y, sinceramente, ¿a quien le gustaria vivir 24 horas al dia con sus hijos (o su pareja)?
Esta situación seria muy peligrosa para tod@d ya que pararía su evolución y no permitiría la separación necesaria para lograr la independencia de los hij@s

Nos deseó a todas mucho ánimo y energía para ser libres…de culpabilidad!

Free yourself