Tu pareja, tu negocio: 5 recomendaciones estrategicas

Isa Edu boda gritos

¿Cómo ser realizad@s en nuestras relaciones de pareja? Toque por encima este asunto en la entrada http://freemeproject.wordpress.com/2014/09/22/the-man-behind-the-woman-12-questions-for-a-fulfilled-couple/mencionando la importancia de la negociación en nuestras relaciones.

Mirando este mapa Mapa Divorcios Mundo sobre ratios de divorcios a nivel mundial, creo que es urgente hacer algo sobre esto. Al final y al cabo, ¿Quién no suena con tener una relación de pareja durable y feliz?

Mi visión (y lo Bueno es que no soy sola…) es que se puede mejorar mucho si contemplamos la pareja desde otra perspectiva.

¿Qué pasa si miramos nuestra pareja como si fuera una empresa, un negocio de verdad? Ya sé! El planteamiento no es muy sexy. Sé también que es imposible planificar sentimientos o el amor. Pero seamos realistas: una vez pasados los primeros instantes de la relación, con hij@s (incluidos en el paquete o no), la pasión tiende a desaparecer y la mayoría de las rupturas están ligadas a una evolución por separado de los miembros de la pareja.

Imaginemos que tu y tu pareja habéis creado una empresa, llamada Familia X. Habéis decidido juntaros/vivir junt@s porque os habéis encontrado sobre valores y objetivos claves. La vida es cambio y que pasa con montar un negocio a largo plazo? ¿Qué hay que hacer para que siga e incluso vaya a mejor? Aquí vienen 5 ideas con las cuáles empezar.

1. Cuidar los detalles

¡Enhorabuena! Estas con la pareja de tus sueños! Ahora, ¿Cómo la guardas? Es importante seguir vendiéndose, recordar a su pareja nuestros valores añadidos, Unique selling points!

Ten cuidado con tu palabras o tu comunicación no verbal y por supuesto, habrá que cuidarse físicamente! La confianza da asco en general…pero aun más en casa!

El uso de palabras de reconocimiento o felicitación es también parte de los detalles a cuidar. ¿Con que frecuencia le dices a tu pareja lo agradecid@ o orgullos@ que eres de el/ella?

Las empresas que se diferencian cuidan de los detalles con cada uno de sus consumidores pero también de sus empleados. Esto aplica también entre socios de una misma empresa!

2. Yo y Nosotros

Empieza contigo primero – es decir piensa en tu realización primero en vez de esperar todo de tu relación de pareja! Hay un cliché que supone que las parejas que funcionan solo se centran sobre Nosotros pero varios estudios recientes muestran que para que una relación de pareja funcione, el componente YO es clave. Incluso, los psicólogos Arthur Aron y Gary Lewandowski han estudiado como las relaciones pueden estar usadas por los individuos para mejorarse. Permite aprender nuevas cosas de parte de la otra pareja, conocer nuevas personas y probar nuevas experiencias. Los socios de la empresa Familia X crecerán junt@s si cada un@ se lleva sus propios beneficios.

2. Establecer objetivos comunes, prioridades y hacer seguimiento

¿Cómo es posible que planifiques fenomenal todo lo que tienes que hacer en el trabajo, y absolutamente nada en tu pareja? ¿Cuál es tu prioridad? Una vez que tienes identificado que tu pareja es tu negocio principal, las cosas pueden cambiar. Necesitaras cuantificar y llevar a cabo seguimiento. Tener prioridades claras permite a la pareja tener foco y buscar alcanzarlas.

3. Hablar, escuchar y apagar los dispositivos electrónicos

Sabemos todos que es importante mantener encuentros periódicos. ¿Lo hacemos? Planificar una cita de pareja no es muy excitante a primera vista pero si os digo que hay un estudio del National Marriage Project del 2012 que muestra que las parejas que tienen una cita semanal son 3,5 más felices (incl.. a nivel sexual) que las demás. ¿Qué me decís? Creo que no hace falta mencionar la importancia de abstraerse de los dispositivos electrónicos para dar plena atención a la pareja. Desconectar para escuchar la otra persona, saber que quiere de la vida, que le hará realmente feliz sin y conmigo. Todos cambiamos y esta parte permite que funcione el negocio!

5. Compartir las tareas diarias

En el mundo de las empresas, todo se negocia! Pues, en la pareja también! Negociar un reparto ganador-ganador es clave. No es normal que una persona de la pareja tenga que asumir todo. Si se trata de una empresa donde te pagan por hacer algo, si no lo haces, puedes poner en peligro tu puesto de trabajo. ¡Es lo mismo en casa! Por supuesto, tendremos que ser flexibles, tomando en cuenta las circunstancias de cada uno pero siempre con el foco ganador – ganador.

Suerte!

Free yourself